Viernes, 29 de Septiembre de 2006

Identidad vs jolgorio

Luis Arencibia Verdú

A cuenta de la ya concluida romería de Los Dolores, se antoja importante tratar de discernir si se trata de una borrachera colectiva más o hay que tener en cuenta, y respetar, el profundo significado que para determinadas personas parece que el acontecimiento atesora. La cuestión no es secundaria, porque parace ser que una u otra opción justificaría, o no, los millonarios gastos realizados.

Parece ser a algunos, porque a otros nos parece que ni lo uno ni lo otro sería fundamento para tremendo gasto. Eso de disfrazarse y emborracharse en manada está bien, pero los interesados bien podrían hacerlo de forma similar sin necesidad de destinar al tema tal cantidad de fondos. Por otra parte, la reivindicación de esencias identitarias que no tienen necesidad de explicarse sino de sentirse, que dotan a sus portadores de rasgos en común que ni se sabe cuales son –ni parece necesario averiguarlo–, y que ni siquiera tienen que ver con lo que cada uno en realidad es… pues tampoco parece un asunto demasiado serio como para invertir semejante millonada.