Domingo, 29 de Octubre de 2006

Que ladren

Juan Manuel Pardellas

[Canarias7, 28 de octubre de 2006]

Mañana, Tenerife vivirá una de esas ocasiones que te hacen avergonzar de la tierra donde has nacido, donde te abochorna la actitud de cientos que se autoproclaman canarios y que además aseguran que si no estás con ellos tú no lo eres. Parece el tiempo que nos ha tocado vivir. La Europa que nos envía millones de turistas cada año está envuelta desde hace décadas en la misma poolémica que estas islas.

Pasa con los turcos en Alemania, con los asiáticos y nigerianos en Gran Bretaña, con los argelinos y subsaharianos en Francia y con los latinos y africanos en España. Cualquier capital continental se llena de manifestaciones contra los inmigrantes con los mismos lemas en todos los sitios (supuesto riesgos de enfermedades, inseguridad, pobreza, desempleo). Y los ladridos de estos intolerantes e hipócritas se escuchan desde El Ejido hasta Austria o Bélgica. Mañana, también ésta será la frontera sur de Europa de los que ladran y Canarias ya no estará sólo en el mapa de las familias europeas que programan sus vacaciones, ni sólo en el de las redes que envían inocentes a cambio de muchos dólares o euros. También estará en el mapa de la vergüenza de todas esas ciudades que ladran contra el de fuera. ¿Saben qué les digo? Que ladren, que lo hagan fuerte y enseñen todos sus dientes. Porque estoy convencido de que, por mucho que lo hagan y por muchos que salgan a la calle, somos aún muchos más los que no opinamos como estos reyezuelos que se creen con potestad para expedir carnets de canario. Que ladren, pero, sobre todo, que no nos encuentren callados para que no caigan en el error de que asentimos sus barbaridades, sus medias verdades, sus manipulaciones y sus autémticas intenciones xenófobas. Ante cada ladrido, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ante cada lema, una denuncia por cada canario que los contrata sin papeles, ante cada paso, el deseo de que haya un sólo político menos cobarde que el resto y reconozca que seguirá viniendo gente a esta locomotora económica y a este territorio de más oportunidades que el que dejan atrás.