Miércoles, 29 de Noviembre de 2006

¿Cultura?

Jorge Marsá

En La Provincia de ayer nos anunciaban que hoy se inaugura una muestra en la calle Real que “rendirá homenaje al vino conejero”. Pues me parece estupendo el homenaje, aunque aún mejor me parecería que se preocuparan por la calidad del homenajeado, porque, la verdad, deja un poco que desear. Lo que sorprende es que la exposición esté organizada por la Consejería de Cultura en lugar de por la de Agricultura.

Y es que hoy todo es cultura, o al menos así se lo parece a algunos y, en consonancia con la moda, la exposición tiene el original título de La cultura del vino. Curioso concepto de la cultura el que se nos propone desde la Consejería del Cabildo. A partir de ahora, es de esperar que la nueva línea de exposiciones tenga continuidad y que la Consejería nos obsequie con otras muestras semejantes. Es decir, que no gaste casi todo su presupuesto en La cultura de los Dolores.

Por aportar ideas: La cultura del garbanzo; La cultura de la cochinilla; La cultura de la cebolla y la nana; La cultura de la cabra; La cultura del sancocho; La cultura de la fontanería en una isla volcánica; La cultura del trasmallo; La cultura del apartamento o del pelotazo; La cultura de la sal; La cultura de la conserva; La cultura de la albañilería; La cultura de la cal; La cultura del taxi; La cultura del político conejero; La cultura del consejero de Cultura…

En efecto, que ideas no faltan para diseñar todo un ciclo de exposiciones que llevaría a la cultura local a sus más altas cumbres. Y como colofón, la última muestra bien podría ser… La cultura de la incultura.