Jueves, 30 de Noviembre de 2006

Lo de menos

Adrián Rodríguez

Coalición Canaria resta importancia al hecho de que el PSOE, en la Cámara Regional, haya decidido romper ese apoyo prestado que en la práctica ha funcionado como un pacto de gobierno que, importante, ha posibilitado a su vez gobernabilidad en Canarias.

Que se sepa CC no ha reeditado alianza alguna con el Partido Popular, ni con los diputados de Nueva Canarias, ni el del PIL. Esto es, la formación política que gobierna el archipiélago cuenta con 22 de 60 diputados en el Parlamento que, ateniéndonos a la matemática, no resulta mayoría. Sin embargo, da igual, se le resta importancia, porque, ¿para qué sirve un Parlamento?, podremos preguntarnos.

La Cámara Regional representa a la ciudadanía canaria. Su dirección y voluntad políticas resultaron registradas el 25 de mayo. Se comprueba, después de ese primer desdén de reacción a quedarse en minoría, el desprecio a la expresión ciudadana y da igual, es lo de menos, que la maquinaria de la Administración canaria, habida cuenta de esa minoría, hiberne en situación de parálisis permanente.

En Lanzarote vivimos una situación similar en San Bartolomé. El próximo 12 de diciembre se cumple un año de inestabilidad política en este municipio. Doce meses de inestabilidad que conduce a evidentes signos de desidia y dejadez que repercute en los posibles beneficios de la ciudadanía del municipio.

Tanto en Canarias como en San Bartolomé de Lanzarote, los partidos políticos dejan de lado a los ciudadanos que dicen, y desean, representar para avanzar en niveles de bienestar y convivencia. Puro partidismo sujetado en conveniencias que nada tienen que ver con la gestión pública. Una pena. Para tomar nota.