Viernes, 30 de Marzo de 2007

Valerianas

Adrián Rodríguez

El Centro Canario Nacionalista (CCN) ha pedido que Borja Benítez, diputado regional del PP, pida disculpas públicas a Alejandro Díaz, ex diputado regional del PP, hoy diputado tránsfuga del CCN. Benítez llamó a Díaz “tránsfuga, golfo de mierda”. El CCN, claro, solicita disculpas en cuanto al insulto, “golfo de mierda”, nada dice del término descriptivo de lo que es hoy Alejandro Díaz, un tránsfuga.

Unas horas antes de este enésimo ejemplo del victimismo generalizado de los partidos políticos, el propio Alejandro Díaz presentó una proposición no de ley solicitando un estudio para una futurible legislación de residencia, Ley de Residencia, en Canarias. Sólo un desquiciado puede intentar hacerse pasar por serio con estos cambios tan profundos en su ideología política. A juicio del político lanzaroteño esta Ley de Residencia es más importante que el tema de las camas turísticas.

Para hacerse notar en su cambio ideológico Díaz apostilló que el presidente del Parlamento de Canarias, otro ex compañero del primero, Gabriel Mato, se comportó el pasado miércoles como el típico godo enterado cuando guió el debate sobre la suspensión de las vergonzantes conclusiones de la Comisión Eólica pactadas por Coalición Canaria y el Partido Popular.

Tránsfuga primero. Ley de Residencia. Godo enterado. Puro desquicie el de este chico.