Miércoles, 2 de Mayo de 2007

Los autores y la Ministra no convencen

Miguel Gallardo

El resultado de la batalla que se está produciendo en todo el mundo respecto a los derechos de la propiedad intelectual tendrá consecuencias cruciales para el desarrollo de la innovación y la creatividad en el futuro. Los efectos más dramáticos de ese conflicto aparecen a menudo en el obstáculo que las patentes farmacéuticas de las grandes multinacionales suponen para la producción de medicamentos para las poblaciones del Tercer Mundo.

Sin embargo, en nuestro país el debate está centrado en torno a los derechos de los autores y a la descarga de música y películas de Internet. No creo que esta polémica pueda reducirse a una película de buenos y malos: hay muchos matices en juego en la disputa. No obstante, como en todo conflicto en la actualidad, los sectores en liza son conscientes de que la batalla comienza a ganarse en el terreno mediático. Y el resultado de la encuesta del CIS que ayer se publicaba en la prensa muestra con claridad quién está perdiendo esa batalla: los autores y la ministra de Cultura.

No han sido suficientes sus esfuerzos, sus apoyos y sus tremendistas campañas publicitarias: “el 51,6% de los encuestados aprueba la descarga, el intercambio de ficheros de software, textos, música y vídeos por Internet”. “Además, sólo un 7,43% considera necesaria una ley que proteja a los autores y sus obras”.

Cada vez parece más condenado al fracaso el intento de mantener el derecho a la propiedad intelectual tal y como se pensó para un mundo que ha dejado de existir. Internet lo ha cambiado todo. Y son unos cuantos los que dan la impresión de no haberse enterado aún de lo muy distinta que es la nueva realidad.