Días de reflexión

30 de Julio de 2006 · (Sociedad)

Rebeca Chacón

[Canarias7, 29 de julio de 2006]

La cercanía de las vacaciones relaja el cuerpo y la mente. Saber que quedan pocos días para cambiar la corbata por la chola invita a mirar las cosas con cierta filosofía ajena al ajetreo del día a día. Algo que en otros momentos sería motivo de alarma roja, se convierte, en período estival, en una simple disculpa para tirar una piedrita a la canilla del adversario político con una media sonrisa. Son tiempos de reflexión, de surmergirse en un estado de duermevela que empuja a más de uno a ver la vida de otra manera.

En ese punto zen deben estar nuestros políticos cuando esta última semana de julio les ha dado por convocar desayunos o ruedas de prensa mañaneras para hablar de «la actualidad política». Así, sin anestesia y dejando al sufrido periodista que pregunte todo lo que se le ocurra. En un ambiente relajado, los líderes hablan por hablar de la inmigración, de la reforma del Estatuto o del sexo de los ángeles. Cualquier tema es bueno para confraternizar con la canallesca y demostrar una cara más amable que sólo piensa en la playa.

A menos de un año de las elecciones más reñidas de la historia autonómica (al menos eso auguran las encuestas) nuestros políticos reflexionan sobre el futuro y lanzan la imaginación a volar. Ahí van varios ejemplos. El presidente del Gobierno canario pronostica que, digan lo que digan los sondeos, CC volverá a ganar en 2020. El análisis de Adán Martín es simple: los nacionalistas sólo pueden perder diputados en Gran Canaria con lo que su mínimo está en los 20 escaños. El jefe del Ejecutivo está convencido de que la marca de CC sigue tirando tanto como Coca-Cola, sea normal, light o zero.

¿Y de candidaturas? Entonces Martín se olvida de las confesiones veraniegas y prefiere volver a los cuarteles de invierno. «Ahora mismo no tengo la cabeza en eso», «haré lo que diga el partido», «todos cerraremos filas cuando se designe», son sus machaconas y socorridas respuestas a la pregunta del millón.

También Soria se embarcó esta semanas en las procelosas aguas de los espejismos estivales. Al líder del PP, el calor le da por evocar un mundo mejor, parecido al anterior a mayo de 2005. ¿Qué pasará en 2020? El presidente popular no descarta un panorama en el que CC y PP vuelvan a caminar de la manita con los ojos entornados. Eso sí, siempre que Adán Martín, su nuevo diablo con rabo, esté fuera de juego porque «ya me engañó una vez, el muy malo».

El vicesecretario del PSC completa la terna de políticos que se han despedido esta semana en tono relajado. Spínola, menos propenso a bajar la guardia por mucho mes de agosto que se avecine, tampoco podía ocultar su alegría por la llegada de las vacaciones. Y la mente a volar: los socialistas ganarán por goleada el próximo año y gobernarán… Lo dicho, el termómetro marca 32 grados.

1 Comentario

  1. Rafael Cano

    12:03 pm · 30 Julio 2006

    Los políticos viven en otro mundo, y no van a cambiar de mundo porque lleguen las vacaciones. Adán Martín ajeno a que en su partido le tienen más que amortizado y a que Paulino se la está jugando a la mínima oportunidad que tiene. Soria, a lo suyo, que es hacer el cafre, o sea, que como si la situación real no existiera, como si el PSOE y CC no caminaran cada vez más de la mano y su perspectiva es pasarse cuatro añitos en la oposición. Y Spínola a lo que están: a ver si el candidato que saca votos quiere serlo y no se ven obligados a poner al cenizo de Alemán, y a soñar con una mayoría absoluta o suficiente, que soñar es gratis. Al final, da igual incluso los resultados que obtengan en el 2020, seguirán en politicolandia.

Tu comentario

El blog se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere inapropiados