Lunes, 31 de Julio de 2006

¡Al ladrón!

Josechu Pérez Niz

“El PSOE se cargó el movimiento ciudadano”. El titular corresponde a la portada del semanario Lancelot en su última edición, y la frase se la adjudican a Andrés Barreto, máximo responsable de Intersindical Canaria en Lanzarote y promotor, ideólogo y concejal de Alternativa Ciudadana en Arrecife. En la entrevista, el sindicalista y político manifiesta que en el PSOE “lo que hacen es utilizar a algunos colectivos cuando les interesa y se han tomado su tiempo en crear organizaciones en torno a su ideología, algo que nunca nadie ha valorado”.

No seré yo quien, ahora, en este espacio, dé o quite razones a la frase de marras. De hecho, la preocupación de Lancelot al respecto es tremenda y lleva con ella un par de meses. La especial sintonía de algunos colectivos sociales con el PSOE se abordó en este blog hace unos meses: artículo de Jorge Marsá, “Colectivos sociales… de partido”, y otro de quien esto firma, “La rueda de prensa”.

Centrándome en lo manifestado por Barreto, sostengo que algunos representantes públicos tienen la facilidad de criticar en otros lo que han protagonizado previamente. Cierto es que, al acceder el PSOE al Gobierno Insular, los socialistas tuvieron la brillante idea de fichar como asesora a Irma Ferrer, portavoz de Ciudadanos por Arrecife y representante para la opinión pública de la unión de colectivos sociales, sindicales y ecologistas que empezaron a trabajar coordinadamente a principios de 2004 con el asunto del petróleo, con los inacabados procesos de ordenación territorial insular o con el Plan General de Arrecife. El PSOE decidió fichar, e Irma aceptó la propuesta.

Por esta circunstancia o no, la verdad que no lo sé, también es cierto que la intensidad de las acciones de estos grupos cívicos se desinfló con tal facilidad que ni un globo inflado a duras penas por un chinijo en San Ginés. Sin embargo, meter a todos esos grupos en el mismo saco, cosa que hace Barreto, o generalizar esa relación de parcialidad política a otros colectivos, supone tachar de politizado, por ejemplo, a WWF/Adena o a la Fundación César Manrique. En mi opinión, quien hace ese tipo de generalizaciones falsea la realidad, porque sabe que estas dos organizaciones, aunque hay otras, mantienen sus posiciones independientemente de los vaivenes políticos en la Isla, esto es, con independencia de quién esté en el gobierno.

El posicionamiento de Andrés no quedó ahí. Aprovechó la pregunta para salir al paso de la misma acusación que se hizo a Alternativa Ciudadana en sus primeros tiempos. El político y sindicalista manifestó que muchos acusan “a Alternativa Ciudadana de cargarse el movimiento social, algo que no hemos hecho nunca, porque las asociaciones son libres y hacen lo que quieren, y cuando necesitan el apoyo de AC-25M, lo tienen”. Dicho de otro modo, cuando Intersindical Canaria, que la dirige él, Andrés Barreto, pide ayuda a AC, que también la dirige él, Alternativa le presta su apoyo. O dicho de otra manera, cuando Alternativa Ciudadana necesita que El Guincho-Ecologistas en Acción organice alguna charla coloquio sobre el picudo rojo o Repsol en Latinoamérica, la organización ecologista la monta con sus fondos. O también se puede decir, porque ha ocurrido, que cuando Alternativa en Arrecife, Tías o el Cabildo precisa arrope social, ahí está El Guincho para sacar una nota de prensa en la misma dirección, y que es sólo una casualidad que coincida con lo expresado por los presuntos alternativos con anterioridad en plenos corporativos o en notas de prensa.

Está en lo cierto Barreto, las asociaciones son libres y hacen lo que quieren. Y nada podemos objetar a que El Guincho se erija en continuación de Alternativa. Siguiendo esta lógica, podemos sostener que nada pasa porque Ciudadanos por Arrecife haga presión social cuando el PSOE está en la oposición y repose cuando los socialistas ocupan plaza de gobierno. Las asociaciones son libres y hacen lo que quieren. Libertad, libertad, sin ira, libertad.

Tiene usted razón. Es claramente posible interpretar de las palabras de Barreto que hay colectivos que son guay por naturaleza intrínseca, los que están en mi onda. Y hay otras asociaciones que son unas traidoras, las que están en la onda del PSOE. Y así me lo guiso y así me lo como. Y no sabes la felicidad que siento.

O también podríamos sostener que ambos, PSOE y Alternativa, han tratado de adueñarse de determinadas voces. Y tanto uno como otro lo que han hecho es cagarla. O, ya va siendo hora, lo hay que hacer es desmitificar ese supuesto movimiento ciudadano que nunca existió, y si lo hubo ya ha sido absorbido o abducido por socialistas y alternativos. ¿Quién me ha robado el mes de abril? Que les aproveche, bichillos.

PD: La Opinión cierra durante agosto. Aprovecho la circunstancia para agradecer los comentarios críticos que ha recibido esta y otras columnas de este proyecto que lleva cinco meses de vida. Y nada, que nos vemos en septiembre, si así lo desean.